Publicado el

Maria quiere ser tu amiga, de Laura Marshall

Maria quiere ser tu amiga

Maria quiere ser tu amiga Es curioso como las primeras novelas de algunas jóvenes escritoras se acercan a temas de interés para muchos lectores y hace que se catapulten a los primeros lugares de ventas.

Esto es lo que le ha ocurrido Laura Marshall, una escritora inglesa que con Maria quiere ser tu amiga, su primera novela, se ha colocado durante mucho tiempo entre los superventas de su país, y es por ello que ha trascendido finalmente la fronteras de Reino Unido y la traducción a otros idiomas ente ellos el castellano, y de la mano de la editorial Duomo llega ahora hasta los lectores españoles.
Como les comentaba antes, es de imaginar que mucho ha tenido que ver que el mundo de las redes sociales, el bullying o la violencia de género, sean, tristemente, todos ellos temas de interés y de actualidad. Y el fundamento de esta novela.

Es de entender, además, que este tipo de thriller enganche tanto desde las primeras páginas… Veamos su inicio y me comprenderán:

“Capítulo 1

2016

El correo electrónico aparece en mi bandeja de entrada como una bomba sin estallar: “Maria Weston quiere ser tu amiga en Facebook”.

Durante un segundo paso por alto la referencia de Facebook y solo veo “Maria Weston quiere ser tu amiga”. Instintivamente, cierro de golpe el ordenador portátil. Es como si tuviera una esponja absorbiendo agua en mi garganta, que se hincha y se obstruye, dificultándome la respiración….”

Pronto acabará este capítulo que ya nos tiene pendientes de la situación para llevarnos directamente al ayer que inicia ese Capítulo 2 en el que amanecemos en pleno 1986, año en el que Louise, nuestra protagonista, y sus amigos, son solo una pandilla de adolescentes que no tienen conciencia de cómo los actos de hoy les afectarán en el futuro.

Toda la historia gira en torno a unos hechos ocurridos una fatídica noche de celebración de final de curso en la que Maria Weston desaparece sin dejar rastro.

Todos los amigos son ya adultos. Cada uno ha vivido y afrontado la vida como ha podido, como sus remordimientos le han dejado, y a pesar de ello, nada sigue siendo lo que parece, todos parecen haber olvidado, pero nadie olvida en la intimidad y en la soledad…

Leyendo el libro he recordado a mis amigas del colegio. Con algunas de ellas he vuelto a tener relación después de muchos años. También nos hemos reencontrado a través de las redes sociales, concretamente de Facebook; parece que es la red de los reencuentros. Es curioso, a algunas las sigo viendo como cuando eran jovencillas, y no porque no hayan madurado sino porque quizá la relación fue más estrecha, y eso me lleva a reconocer el fondo de la persona más que la pura apariencia actual.

Cambiar… Todas hemos cambiado, como en la novela, también entre nosotras había extraños personajes, ni mejores ni peores, diferentes, a nadie le hicimos, un bullying demasiado agresivo, al menos eso creo si comparo con las cosas que leo, vivo en el despacho de abogados en el que trabajo o escucho en los telediarios.

Nada tan cruel como lo que nos relata Laura Marshall, pero imagino que sí, que en alguna ocasión hicimos daño a alguien, y en otras ocasiones fuimos alguna de nosotras el blanco de risas y comentarios… En cualquier caso nos miro ahora y veo que a pesar de que la vida nos ha tratado de diversas maneras nadie parece conservar en la memoria demasiado resentimiento con nadie. El tema de la violencia de género, también es un tema del que desgraciadamente hemos tenido que hablar en más de una ocasión.

Mi grupo de amigas del cole, hoy es algo más que un grupo de guasap que manda mensajes divertidos o que se reúne de vez en cuando para tomar un café o hacer una cena, se ha convertido como en un gran grupo de apoyo, algo así como terapéutico, funcionamos como el Guadiana, puedes entrar, o no, sin dar muchas más explicaciones. Y por suerte solo hay un par de psicópatas ¡Hemos tenido suerte…! Jejeje

En el libro que hoy les he traído no es así, todo es un ir y venir de sorpresa en sorpresa, pero todo encaja y todo es creíble, y eso es lo que uno le agradece a este tipo de libros, además de dejarlos bien cerrados y tener giros inesperados que sepan mantener la tensión durante su lectura.

Este es el último libro que he leído en 2018; por motivos personales me era difícil centrarme en la lectura… Y ya hace algún tiempo descubrí que estos son los libros que te ayudan a reencontrarte con las letras, solo requieren cierta concentración y dejarte arrastrar por una historia que te envuelve y te lleva de la mano. Todo lo demás vendrá por añadidura…

Ahora ya estoy adentrada en otra obra de otra autora que se llama Romina Paula, no había leído nada de ella, no sé si les hablaré o no de su libro titulado ¿Vos me querés a mí?, pero esto es lo que pasa cuando te gusta leer, que llega un momento en que descubres que los libros te salvan y te sacan del pozo negro al que en ocasiones te arrastra la vida.

Un comentario en “Maria quiere ser tu amiga, de Laura Marshall

  1. […] RSS feed para los comentarios de esta entrada. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *