Publicado el

Roedores: Cuerpo de embarazada sin embrión

Roedores

RoedoresA estas alturas tener que explicar quién es Paula Bonet se me antoja casi prescindible. Son muchos los ámbitos en los que se mueve Paula, así que me parece difícil que todavía haya gente que no la conozca. Desde ilustradora hasta escritora, pasando por abanderada del feminismo, Paula Bonet es, sin duda, una de las voces más representativas de la nueva generación de artistas que expresa, sin tapujos, su mundo interior. De ella os he hablado mucho en las reseñas de Qué hacer cuando en la pantalla aparece The End, La sed o Por el olvido.

Es fácil ver la evolución de Paula en sus obras. Desde una chica más naif que trata de soltar todo lo que tiene dentro hasta una Paula arrolladora que lo consigue, que se quita la máscara y que no tiene miedo de dejarlo salir. Con La sed me di cuenta, por primera vez, de este cambio y ahora, con Roedores: Cuerpo de embarazada sin embrión esta metamorfosis se confirma. Y la verdad es que le sienta genial. No voy a negar que me gusta la Paula del principio, la de las ilustraciones más coloridas y recatadas de Qué hacer cuando en la pantalla aparece The End. Pero también es justo decir que asistir a esta evolución en su obra es liberador y catártico.

Roedores: Cuerpo de embarazada sin embrión es, hasta la fecha, su trabajo más intimita y sincero. El primero de ellos, Cuerpo de embarazada sin embrión es un diario de dos abortos. Así, tan sincero como suena. Tan duro como es. En él Paula narra sus sensaciones al saber que está embarazada, sus miedos, sus ilusiones y la realidad, siempre la realidad. Es un libro sobrecogedor, que te eriza la piel y te pone los pies en la tierra. Doloroso, sí. Pero no sabéis cuánta belleza cabe en él.

El segundo, Roedores, es un libro ilustrado que Paula escribió para su ratoncita, la niña que gestó en su segundo embarazo y que nunca llegó a nacer. Imaginad cuánto amor hay en él y cuanta dedicación.

Hay que ser muy valiente para hacer lo que Paula Bonet ha hecho en Roedores: Cuerpo de embarazada sin embrión, desnudarse por completo. Romper ese tabú del aborto espontáneo que es otro estigma más de la mujer, como si ya nos hubieran impuesto pocos, ¿verdad?

Me parece una maravilla su sinceridad, su dedicación y, sobre todo, su esfuerzo y generosidad al dejarnos entrar en esta parcela de su vida tan íntima. Bravo, Paula.

Un comentario en “Roedores: Cuerpo de embarazada sin embrión

  1. […] RSS feed para los comentarios de esta entrada. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *