Anna de la Cinco Villlas

Reseña del libro “Anna de las Cinco Villas”, de Arnold Bennett

Cualquiera que me conozca, que siga mis reseñas o que haya leído mis poemas sabrá que esta novela no podía pasar por delante de mí sin que le prestase la atención debida. Pero además, es que no podía ser de otra manera vista la belleza de esta edición, la elegancia de su portada y presentación, las láminas interiores… y no, yo no conocía a Arnold Bennett, pero si tenía que acercarme a este escritor debía ser a través de esta Anna de las Cinco Villas.

Editorial tradicional y autopublicación Libros y Literatura

Porque verán, yo vivo en una comarca de la zona más al norte de la provincia de Zaragoza, en pleno prepirineo, que se llama Cinco Villas. Su capital es Ejea de los Caballeros. Estoy segura de que si les hablo del Románico o les digo que una de esas Cinco Villas es Sos del Rey Católico, catalogado como uno de los pueblos más bonitos de España, la situarán mucho mejor.

Escribo sobre libros que han escrito otras personas pero ya hace unos años publiqué un poemario que se titula “Vivir las Cinco Villas”. Sumen a todo lo dicho que la traductora se llama Susanna González… Imagino que ya van entendiendo que ésta ha sido otra de esas casualidades “austerianas” que pasan en mi vida.

Así que gracias a esta edición de dÉpoca me adentré en un tiempo pasado que podemos situar entre finales del Siglo XIX y principios del XX, en las profundidades de estas Cinco Villas inglesas que ahora ya sé que aparecen en varias de sus obras y que son una versión ficticia de la zona de nacimiento del autor conocida como The Potteries. Y lo hago de la mano de Anna, pero al contrario que mis Cinco Villas, que es zona eminentemente agrícola, éstas han resultado ser una curiosa zona rural pero industrial, ya que tiene una importante red de fábricas dedicadas a la cerámica.

Así pues, el autor nos ofrece una novela de época, o costumbrista, en la que he podido no solo conocer y acompañar en su vida diaria a los vecinos de Bursley, una de sus poblaciones, sino que también a través de sus breves pero clarísimas descripciones me ha enseñado esas curiosas panorámicas con sus típicas chimeneas.

Me gustan estos autores que nos han dejado en sus novelas detalles de cómo era la vida real en lugares concretos, cuánto costaban las cosas, qué necesitaba una familia para vivir o para sobrevivir, edades y motivos por los que se casaban y todo esto montando una interesante historia entorno a la vida de Anna.

En este tipo de libros se agradecen buenas traducciones tal como ésta, en la que no echas de menos no poderlo leer en su idioma original porque en ningún momento piensas en ello.

No les voy a contar la historia de Anna y su familia y el devenir del resto de los personajes que aparecen, interesantes todos para poder entender los cambios religiosos, las migraciones, la posición de la mujer en esa sociedad… En definitiva nos encontramos ante una Literatura necesaria para entender aquella forma de vida.

¿Has escrito un libro y quieres que lo leamos?

Pues bien, tras la lectura de este libro no he entendido el motivo por el que autores contemporáneos a Arnold Bennett, como la mismísima Virginia Woolf, pretendían acallar la voz de este autor, pues su literatura no desmerece en absoluto, incluso creo que puedo decir que ni en el fondo ni en la forma, del resto de la literatura costumbrista de la época, pero sigo pensando que estas novelas son tan necesarias como las sesudas, personales y profundísimas obras de VW, a la que, con el devenir de los años, o si hubiese nacido en este tiempo, también le gustaría haber leído este libro y no sólo para poder extraer datos, también para poder conocer el pensamiento del hombre y la mujer rural.

Y es que la vida decimonónica era como era y alguien tenía que contarla. Son momentos y situaciones que puede que no nos gusten, pero de no ser por autores como Bennett no conoceríamos como se vivía fuera de lugares como Londres o Dublín. Literatura es tanto la que hacen los escritores que nos hablan de la profundidad del ser humano como la de aquellos que escriben historias que nos acercan a la realidad y que quieren ser cronistas del tiempo en el que viven, que pretendían además ser leídos por todo tipo de público.

1 comentario en «Anna de la Cinco Villlas»

  1. Una novela que me sorprendió por cómo presenta a los personajes y la época, Anna parece que va a más y lo intenta con fervor. Un final que me sorprendió mucho. Gran reseña. Enhorabuena

    Responder

Deja un comentario