Y de pronto, silencio. Diario de un despertar

Reseña de “Y de pronto, silencio”, de Davinia Lacht

“Si no puedes mejorar el silencio, cállate”. Con esa afirmación rotunda de mi madre y su amor por las palabras he crecido. Esas “perras negras” que las llamaba Cortázar, que en ocasiones son suaves y de negro terciopelo y otras se revuelven y muerden la mano que las acaricia. Pero siempre palabras, palabra compartida, palabra encarnada y palabra para nombrar el mundo.

Unido a este valor que he otorgado a las palabras ha ido de la mano el miedo al silencio, el horror vacui del discurso, un miedo irracional a mis propios pensamientos que afloran cuando no hay conversaciones, con alguien más o conmigo misma.… Leer la reseña completa del libro "Y de pronto, silencio. Diario de un despertar" “Y de pronto, silencio. Diario de un despertar”