El reino de los malditos

Reseña del libro “El reino de los malditos”, de Kerri Maniscalco

El reino de los malditos

Cuando te encuentras con un libro que lo tiene todo, la sensación de plenitud, de felicidad, de emoción, de no querer acabarlo nunca y a la vez desear devorarlo es inmensa. Me ocurrió el año pasado con De sangre y cenizas, y me ha vuelto a ocurrir con el libro que hoy os traigo. El reino de los malditos, de Kerri Maniscalco, es una auténtica delicia, una maravilla oscura e intensa. Este inicio de trilogía llamó mi atención hace tiempo por su portada infernal y hermosa y por su argumento exquisitamente macabro. Pero no ha sido hasta este mes de enero cuando he tenido la oportunidad de leer esta historia gracias a Puck.

Editorial tradicional y autopublicación Libros y Literatura

Yo ya conocía la prosa de la autora por su libro A la caza de Jack el destripador, primera novela de una saga de cuatro libros que tengo muy pendiente continuar, pues con la de Jack el destripador me conquistó y consiguió que me enamorase de sus protagonistas, Audrey Rose y Thomas. Con ese aire a Sherlock y Watson pero mucho más seductor y tenebroso, y con un gran cliché que nunca falla y que yo adoro: enemies to lovers.

¿Y qué nos encontramos en El reino de los malditos? Una pedazo de historia para los amantes de la fantasía oscura y de los misterios sobrenaturales. Una investigación asombrosa encabezada por una protagonista de esas que dejan huella y un crush literario de esos que perduran en el tiempo.

Emilia y Vittoria son gemelas y streghe, el término que se usa en su entorno para referirse a las brujas. Ellas pertenecen a una de las trece familias que viven en secreto en Palermo, y su abuela las ha adiestrado desde niñas en las artes mágicas, conjuros, hechizos y pociones. Pero también hay brujas que practican las artes oscuras, y la nonna no quiere oír hablar al respecto, porque el miedo se extiende y llegará un día en el que los príncipes del infierno, los Malvagi, los Malditos, expandan su poder por la Tierra y se cobren su deuda de sangre con las brujas.

Sin embargo, Emilia es muy escéptica y no cree en los Malditos hasta que un día una desgracia alcanza a su familia. Entonces, Emilia tendrá que cambiar su forma de afrontar y ver la vida para resolver los asesinatos. Invocaciones de demonios, sangre y huesos serán los nuevos aliados de Emilia. Este nuevo y temible mundo infernal la convertirá en una detective que busca justicia y venganza con mucho que aprender sobre los Malditos y sobre ella misma. 

Con semejante argumento no me digáis que no es la bomba. Sí, lo es. Además, la ambientación en Palermo es una gozada. Las descripciones y todas las referencias a ingredientes y comida mediterránea que preparan Emilia y su familia en el restaurante que dirigen, el Mar y Vino, son espectaculares. La autora nos transporta a ese lugar y consigue despertar nuestro apetito inhalando esos aromas a tomillo, romero y aceite de oliva. Pero sobre todo, Kerri Maniscalco y su excepcional forma de adentrarnos en un misterio como el que nos presenta, es capaz de hacer que empaticemos con ambos protagonistas, con Emilia y su inocencia que a lo largo de las páginas se transformará en venganza, y con Wrath. No diré más sobre él, porque es necesario que lo conozcáis por vosotros mismos. No hay palabras para un crush de su calibre.

Los diálogos ácidos y tirantes entre Wrath y Emilia junto con la evolución de esta son lo mejor del libro, porque a pesar de ser un primer tomo y pecar un poco de introductorio, esta joven, lo que se le viene encima, las decisiones que debe tomar y la forma de afrontar su futuro, el de su familia y el de las brujas, es impresionante. Del mismo modo, se respira el amor fraternal entre ella y su gemela en cada capítulo, y la autora nos hace ver que el amor de hermanas es fuerte y poderoso.

¿Has escrito un libro y quieres que lo leamos?

Y no puedo acabar sin hacer mención al hermoso y perfecto mapa que encontramos al comienzo. ¡Vaya mapa! Oscuro, conciso, atrayente y necesario para disfrutar de la historia. Mapa que nos marca las diferentes casas infernales y dónde se ubican para que no nos perdamos al adentrarnos en este mundo de brujas y demonios.

Así que, dicho esto, ya estáis tardando en leer El reino de los malditos, mi mejor lectura en lo que llevamos de año. Una novela llena de giros sorprendentes e inesperados que me han dejado sin respiración en muchos momentos. Una historia con sangre y romance, con un enemies to lovers de los buenos, asesinatos, seres sobrenaturales y tradiciones en un Palermo donde las brujas se esconden no sólo de los demonios, sino también de los humanos y de lo que son capaces de hacer cuando el miedo a lo desconocido se apodera de sus corazones.

Deja un comentario