En tus zapatos

Reseña del libro “En tus zapatos”, de Beth O´Leary

En tus zapatos

Sí, lo reconozco, en más ocasiones de las que debería me he dejado llevar por la portada de un libro para adquirirlo, no me juzguéis, seguro que alguna vez también lo habéis hecho. Pero en mi defensa os diré que la portada de en tus zapatos es muy bonita, con ese color rosa de fondo, y os voy a decir algo que en la imagen de esta reseña no se aprecia, y es que los bordes de las páginas son de color azul. Sí, como os lo estoy contando, seguro que ahora ya me entendéis, es que esta edición es realmente preciosa, y yo soy el equivalente a una urraca, pero del tipo libresco. A ver, esto de tirarse a por un libro guiándome solo por su aspecto no siempre me ha salido bien, pero esta vez ha sido un acierto en todos los sentidos, he disfrutado muchísimo de la lectura, me he encontrado sin quererlo con una historia que me ha maravillado. Pero antes de entrar en más detalles vamos a empezar por el principio, dejadme que os cuente qué podéis esperar de esta novela, a no ser que, como yo, vayáis a tomar la vía impulsiva.

Leena ha llegado a un momento decisivo de su vida sin ella saberlo, desde hace tiempo todos sus días están planificados al milímetro, tiene claro cuál es su objetivo, o al menos creía tenerlo claro, por eso siempre va rapidísimo, nunca tiene tiempo para nada siempre vive en el futuro o a veces en el pasado, pero nunca se detiene. Hasta que un día, en una importante reunión este ritmo frenético le pasa factura y se ve obligada a tomarse unas vacaciones forzadas. Pero, ¡oh!, lo que son las casualidades y el destino, su abuela, Eileen, se ha divorciado y también necesita una ruptura con su rutina, necesita volver a descubrirse a ella misma, necesita un nuevo amor, ya que quién no sabe a estas alturas que un clavo saca a otro clavo, ¿no?, el mayor problema radica en que en Hamleigh, su pueblo, no abundan los hombres adecuados, pero en Londres el abanico es mucho más amplio y las webs de citas son una muy buena herramienta para conocerlos. Está claro que abuela y nieta necesitan un cambio y la solución es muy simple: durante dos meses intercambiarán sus residencias. Leena se mudará a la casita de su abuela para intentar tomarse un respiro en un entorno relajado y rodeado de naturaleza y Eileen irá al piso compartido de Leena para vivir una pequeña aventura, y, si se tercia encontrar el amor.

Creo sinceramente que lo que más me ha gustado de en sus zapatos ha sido Eileen, me encanta que Beth O´Leary haya hecho protagonista a una anciana y haya creado con ella a un personaje fuerte, valiente, carismático, inteligente, sarcástico y absolutamente arrebatador. Me ha enternecido muchísimo porque en esa mujer he visto reflejada en muchos aspectos a mi güelita, no creo que haya una anciana con una vitalidad y un espíritu tan joven como el suyo, salvo Eileen, claro. Leena por su parte, representa la situación de muchos jóvenes y de la sociedad en general con esa vida que discurre a cien por hora, corriendo a todas partes, pero sin saber muy bien hacia dónde.

Cada uno de los capítulos están narrados alternativamente por abuela y nieta, lo cual nos aporta una perspectiva diferente y nos deja vislumbrar como percibe una la vida de la otra. Beth O´Leary es una maestra en esto de construir personajes, porque si Leena y Eileen meten en el bolsillo al lector en tan solo dos capítulos, el elenco de secundarios merece su propia historia, sobre todo los vecinos y amigos de Eileen, un conjunto de ancianos cascarrabias, que disfrutan haciéndose de rabiar entre ellos y que en algunos momentos nos trasladan a uno de los capítulos de Las Chicas de Oro. El pueblo en el que viven, Hamleigh, se construye a sí mismo como un personaje más de la historia, con una personalidad muy propia y definida.

¿Has escrito un libro y quieres que lo leamos?

A simple vista puede parecer que, en tus zapatos, es una historia de amor más con un cariz algo diferente, pero, aunque es cierto que contiene una trama amorosa no constituye el tema principal de la novela, esta aborda mucho más; desde los prejuicios a la tercera edad, la soledad de las personas mayores en las ciudades, las relaciones abusivas, la ansiedad, las relaciones intergeneracionales, el duelo y el papel del cuidador.

Si queréis, dejaros llevar por la portada del libro y sorprenderos como lo hice yo, y sino espero haberos persuadido lo suficiente como para que le deis una oportunidad a una novela tierna, divertidísima e ingeniosa. Ambas son muy buenas opciones.

Deja un comentario