Las arquitecturas del deseo

Las arquitecturas del deseo, de José Antonio Marina

las arquitecturas del deseo

Uno tiende a pensar que es menos consumista que los demás, que son otros los cautivos de la publicidad y de las modas. Marina nos hace ver, de una manera entretenida, como es habitual en sus investigaciones, que somos más parecidos de lo que a menudo nos gusta pensar. Somos humanos: deseamos lo que no tenemos. Y ahí es donde entra en juego la maquinaria de la satisfacción, la respuesta a todo lo que necesitamos: el consumo. La solución a todos nuestros deseos. El camino de la felicidad.

José Antonio Marina (Toledo, 1939), autor de numerosos ensayos, escritor-detective, filósofo, profesor y apasionado floricultor, se preocupa en esta ocasión por el deseo, un concepto filosófico y moral que en la actualidad se ha liberado de opresiones pretéritas y ha sido devorado por la publicidad, encargada de fabricar falsas necesidades que gracias a una complejo sistema se nos presentan como imprescindibles para nuestra felicidad. Vivimos en una sociedad en la que el consumo desmesurado ya no afecta exclusivamente a la economía, que ya no está encaminada a saciar las necesidades que existen sino a crear la demanda necesaria para saciar la oferta producida de antemano. El sistema ha contaminado al resto de relaciones sociales y modela nuestras vidas desde que nos levantamos hasta que nos acostamos. En este contexto, la publicidad -y los medios- adquieren un papel relevante. Su función es simular una realidad falsa que fomenta sujetos deseantes, conscientes de sus carencias, abocarlos a la frustración y la envidia, para después ofrecerse como solución. El centro comercial como paraíso terrenal.

El objetivo de Marina con este libro es analizar ese sistema invisible que conecta las emociones, los valores y las creencias con nuestros deseos, o lo que creemos que son nuestros deseos. Miles de psicólogos, psiquiatras, sociólogos, pedagogos, publicistas y economistas trabajan a diario en la fabricación de nuestras apetencias, de lo que nos va a gustar dentro de unos meses. Y para esto se sirven de la seducción y marcan un objetivo: encadenar múltiples y veloces placeres, todos ellos plenamente sustituibles, formando así una cadena infinita que el autor llama hedonismo de la cantidad. Todos ellos saben que el deseo es la diferencia entre lo que tenemos y lo que creemos que necesitamos tener; fomentar la carencia es su trabajo, el paso previo para estimular nuestros deseos y llenar algunos bolsillos.Así las cosas, La arquitectura del deseo, subtitulado Una investigación sobre los placeres del espíritu, se convierte en un artefacto imprescindible para el lector porque le permite ser un poco más consciente de las complicadas redes que, aunque pensemos lo contrario, dominan nuestros anhelos. Con este libro Marina vuelve a alcanzar su mayor logro como escritor: ayudarnos a entender el mundo. Siempre es de agradecer que alguien se preocupe de esta tarea.

Leo Mares

 

3 pensamientos en “Las arquitecturas del deseo

  1. Me parece un tema muy interesante si, como parece el caso, se afronta desde una perspectiva alejada de tópicos e ideas preconcebidas. Es más, pocas cosas creo que nos influyan hoy en día más que la diferencia entre lo que necesitamos y lo que creemos necesitar. Me lo apunto sin duda.

    Un saludo!

  2. Como dices al final, siempre es de agradecer que alguien se preocupe por enseñarnos a ver lo que no podemos ver, lo inconsciente sobre lo consciente; eso, y tu clara reseña, hace que ya tengas ganas de leer este libro. Aunque, ahora que lo pienso bien, tal vez no es mi deseo, sino que soy parte de un deseo que me implantaron los mismos tipos que denuncia el autor.

    ¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>