Publicado el

Dragon Quest: Enciclopedia de monstruos, de Akira Toriyama y VV.AA.

Dragon Quest: Enciclopedia de monstruos

Dragon Quest: Enciclopedia de monstruos

Dragon Quest es una de las sagas de videojuegos más importantes de la historia. Incluso diría que esta serie es casi un mito fundacional en el Japón actual. Cada nueva entrega consigue darle un vuelco en el corazón a los japoneses. Es tal la fiebre por esta saga de fantasía, que incluso se ha establecido que los nuevos títulos no salgan a la venta en días laborables para evitar absentismos en el trabajo y en las escuelas. ¿Qué tienen estos juegos de rol clásico que consiguen mover a las masas y que ha acabado contagiando a Occidente? Lo cierto es que desde fuera cuesta verle el atractivo, pero una vez entras en su mundo entiendes por qué llevan interesados en esta serie durante más de 30 años. Fueron el comienzo de un estilo de juego que aún hoy se reproduce. Dragon Quest simboliza el comienzo de una era, una nueva narrativa, una forma de entender las dinámicas del entretenimiento. Es el antepasado digital de todo lo que conocemos hoy como juego de rol.

Este fenómeno social ha tardado en calar fuera de tierras niponas, sin embargo, eso está cambiando. Valorada en perspectiva, aquí también hemos empezado a darnos cuenta de la importancia de esta saga. Y no sólo recibimos sus juegos de videoconsolas. Todo un universo de contenido relacionado empieza a llegar y a traducirse a nuestra lengua. De hecho, el caso que hoy nos ocupa es uno de los más sorprendentes en lo que a nivel editorial se refiere. Y es que este compendio de criaturas es algo raro y único. Algo que uno nunca esperaría encontrar en una librería por estos lares. Y, sin embargo, ahí está, brillando con luz propia. Un libro de arte único que no tiene competencia de ningún tipo. Si hablamos de una saga de fantasía como esta, Dragon Quest: Enciclopedia de monstruos es la recompensa más valiosa tras vencer al jefe final.

Tras haber navegado por sus casi 500 páginas y haber visto bocetos de más de 1500 criaturas, puedo decir que estamos ante uno de los artbooks más ambiciosos que he tenido el placer de leer. Con tantos años de historia a sus espaldas, la saga Dragon Quest ha generado un catálogo de criaturas impresionante. Este libro recoge todas y cada una de ellas, su evolución, sus diseños iniciales, curiosidades e información básica sobre su comportamiento y naturaleza. Parece un planteamiento sencillo, pero cuando tienes páginas y páginas de monstruos y enemigos, te das cuenta de lo sólido que es el mundo que acoge esta serie de videojuegos. El libro consta de diferentes apartados siendo el principal el bestiario de monstruos. Pero ahí no acaba todo, también encontramos una sección propia para los enemigos más fuertes de la historia de la franquicia, numerosas clasificaciones que categorizan el potencial de las bestias y un apartado final lleno de curiosidades. Todo el conjunto hace que uno sienta el libro como una idea bien desarrollada y llevada hasta su máximo potencial.

Aquí hay mucho amor y mucho cariño. Se nota todo el mimo que se ha puesto no sólo en la maquetación y diseño, sino también en la localización. El equipo de Espai Daruma se ha encargado directamente de la traducción, respetando los nombres que muchas de estas criaturas ya tenían en los videojuegos. Por lo que aquellos que los hayan jugado y se sumerjan en el libro, reconocerán el trabajo de investigación que se ha llevado a cabo. Además se ha respetado ese humor tan japonés propio de la franquicia. Todo esto ha conseguido que mientras lo leía, me sintiese como si estuviera prolongando mi experiencia con los juegos de consola. Nada chirría, todo es puro Dragon Quest aunque estemos observando una página en lugar de una pantalla.

Aunque el creador de la saga Dragon Quest es Yūji Horii, estos juegos han pasado a la historia en gran medida por los reconocibles diseños del gran Akira Toriyama. Tanto personajes principales como secundarios, así como las criaturas que pueblan este libro, han nacido de la mano del creador de Dragon Ball. Lo que al principio se entendió como un movimiento de marketing para aprovechar la fama que ya empezaba a cosechar Toriyama, pasó a ser una de las señas de identidad más fuerte de la franquicia. Y es que uno no puede ignorar que todos los diseños tienen ese aire familiar y trazo sencillo tan recurrentes en el mangaka. Podemos ver capítulo a capítulo, cómo fue la evolución en el estilo y en sus influencias. Y es que hay criaturas que parecen inspiradas en otras obras del mismo autor. Se genera así, de forma casual, todo un mundo propio de ideas e historias interconectadas que ningún otro ilustrador ha sabido captar como él.

Dragon Quest: Enciclopedia de monstruos es algo a lo que no estamos acostumbrados. Algo único que respira añoranza y originalidad a partes iguales. Un regalo que Planeta Cómics le ha dado a los fans de esta franquicia que, como yo, llevamos jugando a estos juegos durante más de 20 años. Me consta que llega nuevo material: un manga que ya se está publicando y un nuevo libro de ilustraciones. Estoy seguro de que la cosa no acabará ahí, por suerte. Al fin podemos entrar de lleno en este mundo mágico nacido en los 80. Nos están dejando formar parte del fenómeno Dragon Quest, invitándonos a unirnos a una historia que lleva más de 30 años sucediendo y que no tiene visos de acabar en un futuro cercano. Una fantasía irrepetible que consigue provocar una sonrisa de nostalgia hasta con su elenco de monstruos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *