Publicado el

Cómeme, de Agnès Desarthe

Cómeme

No sabía nada de este libro, tampoco conocía a la escritora francesa Agnès  Desarthe. Digamos que el hecho de que este libro haya llegado a mis manos ha sido pura casualidad. Esas cosas raras que tiene el destino de unir a veces libros con lectores como le viene en gana. ¿Arriesgado? Claro que sí, pero como no nos arriesguemos de vez en cuando mal vamos. Así que, si este libro había venido a mí sin yo esperarlo, tenía que leerlo sí o sí. Quién soy yo para jugar con el destino. Cómeme es un título sugerente. Parece el título de…

Lee la reseña completa

Publicado el

Mil dolores pequeños, de Pablo Escudero Abenza

Mil dolores pequeños

¿Qué somos? ¿Un conjunto de recuerdos o aquello que olvidamos? Hablamos durante infinidad de tiempo, convertimos en historias grandes pequeños detalles que parecen no tener importancia, insignificancias que, al final del día, son las que se clavan en nuestra memoria, en la retina del tiempo, en la cuenca vacía de un ojo que permanece imperturbable, rígido, observante de aquellos silencios que producimos y de otras palabras que se atascan. Pero, ¿qué narices somos? ¿Aquello que podemos describir como si lo estuviéramos viviendo o, por el contrario, la capacidad de olvidar todo lo que nos duele? Mil dolores pequeños podría convertirse…

Lee la reseña completa

Publicado el

En el nombre de los árboles, de Karin Boye

En el nombre de los árboles

Me apetecía leer un poco de poesía, por eso busqué en el catálogo de la editorial Baile del sol algún libro que me llamase la atención. Ya sabéis, guiándome por mi sexto sentido literario. Y apareció En el nombre de los árboles. Me gustó la portada, minimalista y delicada, me gustó el título. ¿A quién no le gustan los árboles? Así que pese a no conocer a su autora, me decidí por él. A lo mejor es una ofensa no conocer a Karin Boye. Si es así me arrodillo y pido perdón. Soy una poeta muy simple, pero me gusta…

Lee la reseña completa

Publicado el

Manotazos al aire, de Yolanda Ortiz Padilla

Manotazos al aire

Me gusta disfrutar de casi todo tipo de géneros en mis lecturas, pero hay uno que siempre está presente: la poesía. Vuelvo una y otra vez a ella porque la poesía es necesaria, es vida, es agitación y descubrimiento. La poesía bien hecha, claro está. Tengo una teoría sobre la poesía joven actual. Bueno, ni siquiera sé si es una teoría y como es mía y no pretendo sentar cátedra, ahí va. Tenemos, por una parte, a un sector de jóvenes “poetas” que escriben muchos libros, que tienen muchos seguidores (que no es lo mismo que lectores, ojo) y cuyo…

Lee la reseña completa

Publicado el

Los restos de la derrota

Los restos de la derrota

Los restos de la derrota, de Roberto Moro “TODOS LOS POEMAS SIRVEN PARA ALGO. Que es más de lo que puedes decir de muchas personas. El problema es encontrar para qué antes de pegarles un tiro”. Esos días en que todo cae. Como si se hubiera detenido la gravedad que todos llevamos dentro de nosotros mismos y los restos, o todo lo demás, se precipitara en bloque sobre nuestros estómagos. Esa sensación. La de la derrota. Y el sabor de la sangre entre los dientes, aunque uno no sepa muy bien si se trata de la propia o de la…

Lee la reseña completa

Publicado el

Especial “Los mejores libros de 2012 según el equipo de Libros y Literatura”

Cartas del verano de 1926

Especial “Los mejores libros de 2012 según el equipo de Libros y Literatura” Si este fin de semana os ofrecíamos la lista con los mejores libros de 2012 y los de 2013 según las editoriales, el equipo de redactores de Libros y Literatura no ha querido ser menos y ha decidido elaborar su propia lista de libros imprescindibles publicados durante este año. Pensaréis que nos hemos vuelto locos con tanta lista. No, amigos: estamos locos, ¡pero por los libros! No ha sido tarea fácil para cada uno de nosotros escoger su mejor lectura, entre tantas reseñas interesantes que os hemos…

Lee la reseña completa

Publicado el

Stoner

Stoner

Stoner, de John Williams “Stoner” es magia. Empezar a leer esta novela es ser cómplices de un hechizo maravilloso: el que nos permite, como lo hace la literatura de verdad, ser testigos y, a la vez, partícipes de una vida, la del protagonista, que deja de ser ficción para pasar a ser una persona real, quizá más real y más querida para nosotros que mucha de la gente de carne y hueso con la que nos cruzaremos a lo largo de los días de nuestra vida. El escritor, John Edward Williams (no usaba su segundo nombre, pero es útil saberlo…

Lee la reseña completa