Publicado el

Las Guerras Lácteas, de VV. AA.

las guerras lácteas

Renovarse o morir. Reinventar. Adecuar a los nuevos tiempos. Adaptar el producto al público objetivo. Ese que ladra, ese que manda, ese que tiene el dinero en el bolsillo. ¡Brainstorming! A veces tocando la tecla correcta: mundos oscuros e inquisitoriales, muertes necesarias, sexualidades reconstruidas… ¡Tormenta de mierda! Otras intentando lo absurdo: simples cambios de vestuario, orígenes alterados de forma burda para acceder a la sobrevalorada corrección política, resurrección (¿en serio?), cuarta o quinta resurrección…. ¡Miradme soy posmoderno! ¡Miradme soy accesible al público medio! ¡Intentaré no tirarme un pedo para no ofender! Gracias por su compra. Aquí tiene. Trague con embudo…

Lee la reseña completa

Publicado el

Niveles de vida, de Julian Barnes

Niveles de vida

“Vivimos a ras de suelo, en lo llano, y sin embargo aspiramos a elevarnos. Terrestres, a veces ascendemos tan alto como los dioses. Algunos se elevan por medio del arte, otros con la religión; la mayoría, con el amor. Pero al elevarnos también podemos caer en picado. Hay pocos aterrizajes suaves. […] Cada historia de amor es en potencia una historia de aflicción. Si no al principio, más tarde. Si no para uno, para el otro. A veces para ambos.” Ya es la segunda vez que leo Niveles de vida y creo que esta vez ha sido incluso más especial…

Lee la reseña completa

Publicado el

La luna se ha puesto, de John Steinbeck

La luna se ha puesto

Desde que leí Las uvas de la ira, John Steinbeck está en el altar de mis autores predilectos, y con La luna se ha puesto me ha demostrado de nuevo su maestría. Qué fácil parece escribir cuando se lee a autores que lo hacen tan bien, sin necesidad de palabras rimbombantes ni de continuos giros de trama para mantenernos pegados a sus palabras. La luna se ha puesto es una novela corta (ciento ochenta y cuatro páginas en la última edición de Edhasa) que nos relata cómo un ejército extranjero invade un pueblo, con el propósito de explotar su mina…

Lee la reseña completa

Publicado el

La glándula de Ícaro, de Anna Starobinets

Escribo esta reseña después de haber digerido durante unos pocos días el empacho de buenas vibraciones que ha dado la última edición del festival de literatura fantástica y de ciencia ficción Celsius 232. Han pasado autores de renombre que han colapsado la pequeña ciudad de Avilés, eso incluye dos horas y media de cola para la firma de Brandon Sanderson o una para la de Albert Monteys. Se han sucedido un sinfín de actividades desde el desayuno hasta largas horas de la noche (benditos búhos que me permitieron llegar a Gijón de madrugada); las charlas literarias y frikis con gente…

Lee la reseña completa

Publicado el

Cambiar el punto de vista, de Peter Brook

Las librerías y las bibliotecas son lugares brujos, hechizan. Luigi Pirandello las llamaba cementerios en el sentido de lo místico que encierra entre sus páginas una cantidad de libros muertos que, como lápidas, descansan en las estanterías. Y no es hasta que decidimos extraer uno de esos libros cuando desprende todas sus virtudes, cuando demuestra lo que realmente es. Exactamente eso me ocurrió cuando extraje de la estantería Cambiar el punto de vista de Peter Brook. Poco conocía de este director de teatro y de cine, es más, tan solo conocía su faceta cinematográfica por la dirección de El señor…

Lee la reseña completa

Publicado el

Yo tenía una isla, de Lorenza Pieri

yo tenía una isla

Pocas veces leo en la playa, pero con Yo tenía una isla, la primera novela de Lorenza Pieri, hice una excepción. Fue un gustazo leerla junto a la orilla, porque la historia transmite eso: verano, brisa, mar. Al menos, durante la primera parte. Viajamos a Giglio, una isla italiana de apenas mil habitantes en la que nunca pasa nada. Sin embargo, en el verano de 1976, año en el que arranca la novela, se convierte en el foco más mediático del país, porque Franco Freda y Giovanni Ventura —dos neofascitas imputados por la masacre de la plaza Fontana, un atentado…

Lee la reseña completa

Publicado el

Ocho millones de dioses, de David B. Gil

ocho millones de dioses

No hace mucho David B. Gil se lamentaba de lo alargada que era la sombra ofrecida por su anterior novela y cómo esta, sumada a unas expectativas desmesuradas por parte de algunos lectores, podía llegar a eclipsar la historia que con tanto mimo nos relata en Ocho millones de dioses. Es inevitable comparar; inevitable y pernicioso si tomamos como referencia el disfrute de una experiencia pasada, por muy similar que sea, para cuantificar el nivel de satisfacción de la recién acontecida. Descubriremos que si miramos a nuestro alrededor los paisajes se asemejan y que algunas circunstancias pueden llegar a tener…

Lee la reseña completa

Publicado el

Perros de presa, de J.R. Escudero

perros de presa

Hubo un tiempo en el que era adicta a las noticias. Las veía por la mañana y por la noche y durante el día revisaba los periódicos digitales constantemente. Quería saberlo todo. Quería saber qué estaba pasando en el mundo, tratar de dilucidar lo que los altos cargos tenían preparado para nosotros, los mortales. Pero un día me di cuenta de que por mucho que yo viera las noticias, por mucho que yo hiciera todo lo posible por estar al día y empaparme de todo lo que medios profesionales me contaban, jamás sabría ni la mitad de lo que pasa…

Lee la reseña completa

Publicado el

El Aleph, de Jorge Luis Borges

El Aleph

Borges tiene, siempre, la capacidad de despeinarte. Hablaba en la anterior reseña a un libro suyo (también una nueva edición de uno de sus clásicos por parte de Lumen) de la dificultad que supone para mí el simple hecho de pensar en volver a leer un libro que me ha gustado. Me da miedo, y eso no cambia, que lo vuelva a leer y rompa el hechizo que se creó cuando lo leí por primera vez, que me desencante con algo que no pude creer mejor, que deje de gustarme. Esa sensación tuve cuando abrí Ficciones por segunda vez. Y…

Lee la reseña completa

Publicado el

Laura Dean me ha vuelto a dejar, de Mariko Tamaki y Rosemary Valero O’Connell

Laura Dean me ha vuelto a dejar

De las infinitas citas sobre el amor que existen, hay una que en mi adolescencia me producía sentimientos encontrados. Se trata de aquella que dice algo así como que es mejor haber amado y perdido que nunca haber amado. En mi caso, quería convencerme de que era mejor haber amado, aunque no te hagan ni puto caso, que morrearte con una persona que ni fu ni fa. Me decía a mí mismo que mi inevitable fracaso me daba igual, que los rolletes de discoteca de mis amigos estaban muy por debajo de mis caballerescas ensoñaciones. Sin embargo, una parte de…

Lee la reseña completa

Publicado el

El amigo, de Sigrid Nunez

Cuando en la contraportada de un libro califican a este de “texto inclasificable” suelo mostrarme escéptico y dudoso (¿inclasificable por estar ante un libro extremadamente bueno, por salirse de la norma, por no adscribirse a un género concreto, por contarnos algo sumamente bizarro…?) y esperar que el adjetivo sea un mero gancho comercial. Yo caí, porque el tema es de los que me gustan: pérdida y perro, así que, a priori, prometía. La protagonista es una escritora que pierde a su amigo y mentor y tiene que cuidar a su perro (un gran danés artrítico), porque a la mujer del…

Lee la reseña completa

Publicado el

La fiesta en el jardín, de Katherine Mansfield

La fiesta en el jardín.

En mi afán por ser una lady británica del siglo XX que celebra fiestas en su casa y viste emperifollados vestidos de elegantes telas y carísimas joyas, y que siempre sabe qué cubierto tiene que coger y deja caer comentarios oportunos con gracia, cuando veo este tipo de libros me lanzo a ellos como a un bote salvavidas. Entendedme, sé que ya es imposible que la menda tenga algo que ver con una de estas ladies, pero como la literatura está para estos menesteres, me gusta imaginar que en algún momento de mi vida lo he sido o que con…

Lee la reseña completa