Publicado el

Un largo camino a casa, de Saroo Brierley

Un largo camino a casa

Por mucho que protejamos a los niños, es inevitable que tengan algún tipo de miedo. Creo que no conozco a nadie que no tuviera miedo a algo o a alguien cuando era pequeño. Cuando somos grandes también, claro, pero la mayoría somos conscientes y lo vamos llevando, asumiendo o soportando. Los miedos de la infancia nos parecen más irracionales, pero si lo pensamos bien, de eso nada. Por ejemplo, es muy común temer a la oscuridad; no se ve, no sé lo que hay, es un miedo lógico. El miedo a perderse, a quedarse solo, a no volver a ver…

Lee la reseña completa

Publicado el

15 libros de viaje para esta Semana Santa

Los últimos. Voces de la Laponia española

Aunque parece que las Navidades todavía resuenan en nuestra cabeza, la realidad es que la Semana Santa está a la vuelta de la esquina. Muchos de ustedes vais a tener unas merecidas vacaciones por lo que la pregunta es sencilla, ¿habéis elegido ya el destino? Si la respuesta es negativa, os dejamos aquí una buena lista para viajar sin salir de casa, con 15 libros que harán las delicias de todos. Y quién sabe, quizá esta lista os inspire para elegir vuestro próximo destino vacacional. Tenemos de todo. Empezaremos por España, para los bolsillos más modestos. Viajaremos a Portugal, nuestro…

Lee la reseña completa

Publicado el

Fairyland, de Alysia Abbott

Fairyland

“Un poeta homosexual y su hija en el San Francisco de los setenta”. No sé si estas palabras que aparecen en la portada del libro son las que me engancharon para elegir esta lectura, ya no lo recuerdo. Yo no sabía nada del poeta Steve Abbott y no había oído hablar de este libro. El título solo lo entendería al haberlo acabado y la portada, sin saber nada, es rara de narices, para qué engañaros. Sin embargo, llamadlo intuición, llamadlo azar, el haber leído este libro ha sido una de las mejores decisiones literarias que he tomado en los últimos…

Lee la reseña completa

Publicado el

No tendréis mi odio, de Antoine Leiris

No tendréis mi odio

Dentro de poco va a cumplirse un año del atentado terrorista que tuvo lugar la noche del trece de noviembre en París y la vida, irremediablemente, continúa. Sobre todo para los que asistimos a estas tragedias como simples espectadores. Durante semanas quedamos consternados por los sucesos, la cantidad de imágenes y vídeos que colman nuestros televisores y la prensa, pero con el paso del tiempo nuestro dolor disminuye y seguimos con nuestras vidas, recordando estas desgracias en fechas señaladas. Es normal, somos simples espectadores y aunque nos duela, no podemos llegar a entender el alcance si no lo sufrimos en nuestra…

Lee la reseña completa